divendres, 8 d’abril de 2011

SALIDA AL "SALT DE LA MINYONA"

(Recupero una salida de febrero dels 2005)

Un reportaje en la tele, del Crivillé, el Nani Roma, y otros monstruos de las motos entrenando haciendo mountain bike, en el que se veía un mirador extraordinario cerca de Vilanova de Sau me habían creado una cierta expectación para confirmar lo que ya sabía, aunque el paso de los años había extendido un cierto manto de olvido en mi memoria...
Así que hoy lunes, aprovechando que hacía una tarde estupenda y como sea que esa ruta se encuentra relativamente cerca de casa, he decidido darme un rulito y acercarme hacia él ...
Sobre las tres de la tarde he salido de Viladrau con dirección a Folgueroles, a poco más de un Km. De la salida del pueblo en dirección a Vilanova de Sau, antes de atravesar un pequeño puente con curva a la derecha, se encuentra perfectamente indicado un camino de tierra a mano izquierda con un rótulo que pone “Cingles de la Minyona”...
La pista que se encuentra cimentada en diversas partes, no presenta dificultad alguna, se adentra sinuosamente en un bosque de pinos por unos 2 Kms. Aproximadamente, con ligeras subidas y alguna bajada, no muy pronunciadas, las indicaciones de dos rayas horizontales una blanca y una roja (G.R) van señalando el camino sin dudas...
Siguiendo con la subida con un buen precipicio a la derecha, con un quitamiedos verde, con cables de acero, una subida de unos 3 Kms. Bastante pronunciada y asfaltada, nos lleva hasta un lugar donde el camino se bifurca, hacia la izquierda hay una bajada pronunciada que nos llevará hasta diversas masias, a la derecha, hay una pequeña barrera de dos partes forrada de plástico que cede fácilmente, a partir de ahí, la pista se complica algo, sobre todo por la presencia de charcos de barro-helado...
Y allí pasó lo que tenía que pasar...




El miedo a caerme me ha hecho entrar poco a poco, tratando de conducir, olvidando aquel principio fundamental en el off-road que dice: “en caso de duda...GASSSSS” y que Nina no se cansa de repetir... evidentemente me he encontrado en el suelo y embarrado...muy embarrado... afortunadamente no nos hemos hecho nada, ni la moto ni yo, pero ahí se presentaba un gravísimo problema, mis anteriores experiencias con la Transalp y con la propia BMW, no auguraban nada bueno...
En medio de ningún sitio, sin cobertura en el móvil, sin nadie alrededor... ya me veía bajando hasta la carretera para pedir ayuda... Pero...me acordé de un post que ví en el foro GStrail, sobre una muchacha que levantaba una K-75 ella solita...
Me fumé un cigarrillo para tranquilizarme... y al cabo de unos momentos cogí la moto tal y como se recomendaba, de espaldas, con las piernas dobladas, por el manillar y por el chasis debajo de los soportes de las maletas, en el primer intento los pies se me resbalaban en el barro, creía que no... que no podría... pero no podía hacer otra cosa que intentarlo, otra vez...
Al segundo intento, lo conseguí... poco a poco, la moto se fue levantando, le puse el pié de cabra, lo había conseguido... no era imposible... un montón de fantasmas habían quedado atrás... me sentía tan bien...
Perdonad ya sé que todo esto no tiene importancia para vosotros, pero para mí, y para todos aquellos que tienen un cierto temor a salir con una máquina de 230 Kgs., ha sido una revelación, se puede levantar... bien!...
Seguí con mi excursión y llegué al objetivo: “El Salt de la Minyona”...



Una pequeña imagen de la Mare de Deu dels Cingles, en un lugar privilegiado con una vistas asombrosas:






Con la sensación de haber dado un paso adelante muy importante en mi particular relación con mi GS, decidí volver a la moto que me aguardaba entre los pinos...


A la vuelta, evidentemente no hubo ningún problema, pasé los diversos charcos de barro helado, por el centro en segunda, dando gas moderadamente pero sin aflojar, ya no tenía miedo a caerme – iba con todas las protecciones: botas, casco, peto, rodilleras, etc.etc.- podía levantar la moto yo solo, a pesar de la lesión en el hombro... bien!...
Cuando llegué a Viladrau, paré a ver los efectos del barro:


Nada roto, solo barro...barro...
La verdad, le sienta bien el barro a la GS...
Gracias, a todos por vuestra paciencia...